Gestión del problema de purines con una planta de biogás

Un reto al que se enfrentan las empresas, y que inexorablemente irá en crecimiento, es la correcta gestión de sus efluentes

 

En concreto en el sector agropecuario es de vital importancia conseguir que las industrias generadoras de purines adecúen las características de éstos a la legislación vigente. Los puntos críticos en este tema son:

  • Volumen de vertido de purines y su composición.
  • Adecuación a los parámetros legislativos.
  • Valorización del producto.

Existe la tecnología capaz de responder a las necesidades de un sector cada vez más regulado y competitivo. Las soluciones que aporta el tratamiento y gestión sostenible de los estiércoles líquidos se adaptan a cada caso particular para adecuarnos a la normativa actual y a las previsibles nuevas legislaciones, más restrictivas, que se avecinan como consecuencia de la trasposición de las leyes comunitarias. La legislación a la que aludimos luchará de manera cada vez más dura contra la aplicación del purín del modo que se realiza en la actualidad. El objetivo final es acabar con el uso del purín de modo directo en cubas, al cual se le achaca la contaminación en suelos y acuíferos.

La producción de biogás en una planta de tratamiento específica con residuos provenientes de la actividad ganadera (vaca, cerdo, gallina, etc) se presenta como la solución que más aporta a la problemática asociada a la producción agropecuaria (ver web de la ingeniería Genia Global Energy).

 

Impacto ambiental y rechazo social

Un problema asociado al purín es el olor, motivo en muchos casos de quejas, denuncias y “mala fama”. Asociado a la emisión de olores está el hecho de el efecto invernadero que se imputa a las granjas, ya que se producen emisiones de metano. Este impacto ambiental, con la contaminación de suelos y contaminación del aire, es el motivo por el cual se han endurecido las normativas de tratamiento de purines, prohibiendo esparcir el purín con sistemas de plato, abanico o cañones.

El purín, por su composición, presenta una carga orgánica que impide su libre aplicación a campo y prohíbe el vertido a cauce.

 

Biogás como solución al Impacto ambiental y rechazo social

La generación de biogás ayuda a reducir el impacto de las explotaciones agropecuarias sobre la zona en que están implantadas y un aumento de su aceptación social de esa granja.

El coste de aplicación en campo del purín está entre 2 y 3 euros/metro cúbico con lo que aplicado. Este coste viene del transporte del purín hasta su lugar de aplicación, y es fundamental en la viabilidad financiera de una explotación, este coste depende del volumen de los purines, una instalación para Biogás ayuda a reducir ese volumen considerablemente.

Podemos entonces afirma que una planta de biogás proporciona soluciones a la problemática de los excrementos generados por la actividad ganadera.

Los beneficios aportados pueden resumirse en:

Generación de energía eléctrica: este será claramente a ir siendo reforzado por la vía legislativa. Parecen seguras las medidas a tomar por las administraciones públicas para fomentar el autoconsumo, eliminando trabas existentes que impedían el crecimiento de este tipo de tecnologías. Con esta fuente energética, consumidores sin punto de enganche a la red podrán tener suministro gracias a la energía generada con recursos propios, lo que redundará en una mejora real del aprovechamiento de fuentes renovables.

Generación de energía térmica (calor) con múltiples usos posibles en la explotación. Desde el enfriamiento de la leche en una explotación láctea al suministro de agua caliente sanitaria.

Eliminación de olores de forma drástica: el efluente es prácticamente inodoro. Esto es así porque el purín se introduce en el digestor de manera inmediata.

Obtención de un sólido compostado con sus nutrientes (C,N,P,S) estabilizados lo que aumenta su valor agronómico.

Obtención de un líquido que, pasa de ser un purín a un fertilizante catalogado como ecológico. Entonces se pueden aumentar los metros cúbicos/hectáreas legalmente aplicables de acuerdo a la normativa, reduciendo costes. Además, existe la opción de utilizar la energía térmica de la cogeneración para reducir el volumen de purín.

 

Como resumen, la generación de biogás con purines:

  • Produce ingresos por generación energética
  • Disminuye el volumen del efluente
  • Valoriza el purín al mejorar su composición
  • Elimina los problemas de olores
  • Elimina las emisiones de gases contaminantes
  • Reduce el coste operacional de su aplicación
  • Convierte un purín en fertilizante
  • Mejora la imagen y opinión pública de las explotaciones ganaderas

 

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.