Como detectar problemas con la valvula de purga del coche

A la válvula de purga del coche se le conoce como válvula de purga del depósito y forma parte del sistema de emisiones. Su función es liberar los vapores que se acumulan tanto del combustible como del depósito de carbón; posteriormente, los lleva de nuevo al motor para que sean reciclados. Cuando presenta fallas se le puede detectar por diversos síntomas:

El motor falla: cuando la válvula comienza a fallar, al instante también lo hace el motor. Dentro del depósito de carbón se acumulan los vapores del carburante y ello ejerce presión a los cilindros, lo cual ahoga al motor. Además los gases tampoco se reciclan, por los problemas que tiene la válvula.

Juntas abiertas: la presión que se acumula en el sistema de emisión por la avería de la válvula de purga, provoca que las juntas se abran intempestivamente. A Las juntas que resulten dañadas se les rompe el sello hermético y esa presión genera fugas de aceite, o peor aún, puede rociar el aceite hacia dentro del motor.

Fallas en las pruebas de emisiones: si la válvula de purga se obstruye no se reciclan los vapores de la gasolina, es decir que no retornan al sistema de emisiones. Como consecuencia no le será posible pasar las pruebas de emisiones que ordena el Estado, ya que la liberación de los hidrocarburos peligrosos se da por medio del escape.

Bujías dañadas: si el combustible pasa al sistema de admisión sin que se haya mezclado bien, las bujías podrían desgastarse prematuramente o quemarse. En sí, la válvula funciona por medio de un vacío y los vapores del combustible son liberados a través de la válvula de purga; pero, si la misma se tapa o se daña, no permite que todo eso funcione correctamente.

Cómo se recicla el aceite usado y por qué

El aceite usado puede ser muy peligroso para el medio ambiente. Con tan solo un litro de aceite que se tire a la naturaleza, cubriría aproximadamente 1000 m2 de agua y con eso se perjudica la oxigenación de la fauna y de la flora por años; en el caso de que el aceite se incinere mal, se generan gases tóxicos.

Mientras que de 3 litros de aceite reciclado, podría crearse 1 litro de aceite reutilizable como lubricante. Es por ello que los residuos restantes después de la purga se deben depositar en los centros de recuperación y nunca arrojarse en la vía pública y menos en la naturaleza.

En ocasiones se acumulan diferentes pequeñas fallas, lo que termina convirtiéndose en un monstruo que acaba con la tranquilidad por las múltiples averías serias que se causan. Si no está en capacidad de lidiar con eso o no quiere continuar con una batalla ya perdida, consulte en www.cochesparadesguace.com, es una web que proporciona un formulario para ofrecerle una tasación gratuita.

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.